III. Videoelectrónica
El tiempo del ensueño.

1999

La Plata

Argentum Online

Épocas de vacas flacas y pensiones de estudiantes. De tardes y noches infinitas rodeados de libros. De los nuevos amigos y de futuros amores. De termo y mate, a veces la única comida. Al menos hasta que llegan por micro las encomiendas de madres y abuelas repletas de suministros. No pueden faltar las galletitas, los saquitos de té, el sobrecito con unos pesos para aguantar el mes y el tesoro más preciado, el kilo de milanesas para freír, indispensable elemento para la supervivencia argentina. A veces en los cumpleaños solitarios un pulóver nuevo, tejido a mano con lana de un millón de colores y dos líneas de ochos.

La Plata es una ciudad de estudiantes. Llegan de todo el país a cursar en sus numerosas facultades. Es un mundo de calles de adoquín sin nombre, porque se las identifica con números, y galerías de aromáticos tilos que a veces alfombran de oro el paso de los miles de chicas y chicos que van a clases respirando el vapor del frío. No hay nada más lindo que ser estudiante en La Plata, nunca, en ningún universo. Y en ese singular espacio de descubrimiento hay dos jóvenes, estudiantes de Ingeniería Informática, que adoran los juegos de rol como Dungeons & Dragons, y que alguna vez probaron habilidades haciendo un clon de Space Invaders. Este año, robando tiempo a los libros, lanzan un MMORPG artesanal, es decir, un juego de rol en línea masivo hecho a mano.

—Porque los pibes quieren jugar y como están las cosas no se puede pagar una cuota –dice Morgolock, cerebro de Argentum Online.

El juego se pone en línea y al rato hay doscientos jugadores conectándose como pueden, casi todos al mismo tiempo. Un año después van a ser cuatrocientos. Y luego muchos más. AO es un juego desarrollado en el tiempo libre, en la pasión del hacer, con muchas noches de mate y bizcochitos, por estos dos caballeros de los bits: Pablo Márquez, alias Morgolock, y un amigo, Fernando Testa. Ambos forman Noland Studios. Apenas tienen veintitrés y veintidós años, pero hacen historia con recursos cercanos al cero. Argentum Online es un proyecto de código abierto, que pronto tiene treinta colaboradores de todas partes, ayudando como pueden, y que en el futuro será más que puro juego, porque la épica del asunto pasa por formar amistades, reunir almas vía módem en la todavía inestable red de internet. Se debe elegir raza y oficio, y salir de caza o ponerse a construir los materiales para alimentar la economía del juego. La comunidad de Argentum es hermosa porque trasciende la fantasía y la vuelve realidad: se junta en Córdoba, en Mar del Plata, en el Parque Sarmiento de Buenos Aires, en ICQ. De Argentum se habla, se planifica. Alguno tiene una radio en línea donde transmite lo que pasa cuando juega, otro sueña con ser Game Master. Aquí y allá se escriben ficciones o hay estampa de remeras, porque cuando se ama algo, hay que hacerlo y decirlo a los cuatro vientos.

 


Marvin Clock

[231:237:251]   186, 187

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. | III. Videoelectrónica - 111 - 112 - 113 - 114 - 115 - 116 - 117 - 118 - 119 - 120 - 121 - 122 - 123 - 124 - 125 - 126 - 127 - 128 - 129 - 130 - 131 - 132 - 133 - 134 - 135 - 136 - 137 - 138 - 139 - 140 - 141 - 142 - 143 - 144 - 145 - 146 - 147 - 148 - 149 - 150 - 151 - 152 - 153 - 154 - 155 - 156 - 157 - 158 - 159 - 160 - 161 - 162 - 163 - 164 - 164.1165 - 166 - 167 - 168 - 169 - 170 - 171 - 172 - 173 - 174 - 175 - 176 - 177 - 178 - 179 - 180 - 181 - 182 - 183 - 184 - 185 - 186 - 187 - 188 - 189 - 190 - 191 - 192 - 193 - 194 - 195 - 196 - 197 - 198 - 199 - 200 - 201 - 202 - 203 - 204 - 205 - 206 - 207 - 208 - 209 - 210 - 211 - 212 - 213 - 214 - 215 - 216 - 217 - 218 - 219 - 220 - 221 - 222 - 223 - 224 - 225 - 226 - 227 - 228 - 229 - 230 - 231 - 232 - 233 - 234 - 235 - 236 - 237 - 238 - 239 - 240 - 241 - 242 - 243 - 244 - 245 - 246 - 247 - 248 - 249 - 250 - 251 - 252 - 253 - 254 - 255 - 256 - 257 - 258 - 259 - 260 - 261 - 262 - 263 - 264 - 265 - 266 - 267 - 268 - 269 - 270 - 271 - 272 - 273 - 274 - 275 - 276: Epílogo - 277 - 00.