III. Videoelectrónica
El tiempo del ensueño.

2015

San Justo, Provincia de Buenos Aires

Monigote Fantasy

El mejor juego independiente argentino es obra de Bruno Gambarotta. Conocido como «Cepia» por sus amigos, nació en un pequeño barrio de la provincia de Buenos Aires, y desde chiquito fue un apasionado de las aventuras, los juegos, las historias. Gran contador de cuentos, buen pixel artist, había publicado un cómic en tono humorístico durante un tiempo en la revista [IRROMPIBLES], antes de volcarse de lleno a llevar sus guiones al videojuego. Cuatro años estuvo, entre idas y vueltas, abrazado a la vida y a RPG Maker, un editor de juegos de rol 2D. Después se sumaron el rosarino David Rodríguez, para ayudar con los pequeños sprites que dan vida a los numerosos personajes de Bruno, y el sevillano Adrián Hoyo, con su habilidad para la programación. Los tres se llamaron Bit Bros! Games, y este año, luego de alphas y betas, por fin regalan al mundo su creación, Monigote Fantasy. Un tímido download que llega sin agencias de publicidad ni campañas de marketing, porque no hay ni un peso. Es puro esfuerzo y dedicación, como sucede muchas veces en el mundo de los juegos de autor.

Se trata de un JRPG, es decir, de rol estilo japonés, con narrativa, montones de personajes, exploración, dungeons, bosques, pueblos, gatos y algo de combate por turnos, que pronto cede el paso al verdadero corazón del juego, la historia de sus personajes. No faltan los jefes de nivel, los tesoros, los secretos y las grandes sorpresas. Pero, mejor aún, y por exclusiva gracia de Bruno, combina el arte de la comedia con una narrativa entre descabellada y profunda. No es fácil hacer humor, y en materia de videojuegos son contados con los dedos de la pata de un pollo. Pero Monigote Fantasy lo tiene en abundancia, puede hacer reír a carcajadas. El héroe principal ni siquiera habla, no lo necesita para ser desopilante. Y algo más: Monigote Fantasy también ofrece momentos donde la emoción brota a raudales. Es profundamente humano, más allá de su humor a veces ácido, otras, absurdo. No se toma nada en serio, pero cala profundo en el amor, el dolor, las pérdidas y la esperanza.

Por esas cosas de la industria, pasa casi desapercibido. Y eso que es gratuito, se puede descargar y jugar sin restricciones en cualquier PC. Atravesar la aventura de Moni y sus amigos, manojo ridículo de «héroes mediocres», toma hasta una docena de horas.


Marvin Clock

[267:270:274]   227

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. | III. Videoelectrónica - 111 - 112 - 113 - 114 - 115 - 116 - 117 - 118 - 119 - 120 - 121 - 122 - 123 - 124 - 125 - 126 - 127 - 128 - 129 - 130 - 131 - 132 - 133 - 134 - 135 - 136 - 137 - 138 - 139 - 140 - 141 - 142 - 143 - 144 - 145 - 146 - 147 - 148 - 149 - 150 - 151 - 152 - 153 - 154 - 155 - 156 - 157 - 158 - 159 - 160 - 161 - 162 - 163 - 164 - 164.1165 - 166 - 167 - 168 - 169 - 170 - 171 - 172 - 173 - 174 - 175 - 176 - 177 - 178 - 179 - 180 - 181 - 182 - 183 - 184 - 185 - 186 - 187 - 188 - 189 - 190 - 191 - 192 - 193 - 194 - 195 - 196 - 197 - 198 - 199 - 200 - 201 - 202 - 203 - 204 - 205 - 206 - 207 - 208 - 209 - 210 - 211 - 212 - 213 - 214 - 215 - 216 - 217 - 218 - 219 - 220 - 221 - 222 - 223 - 224 - 225 - 226 - 227 - 228 - 229 - 230 - 231 - 232 - 233 - 234 - 235 - 236 - 237 - 238 - 239 - 240 - 241 - 242 - 243 - 244 - 245 - 246 - 247 - 248 - 249 - 250 - 251 - 252 - 253 - 254 - 255 - 256 - 257 - 258 - 259 - 260 - 261 - 262 - 263 - 264 - 265 - 266 - 267 - 268 - 269 - 270 - 271 - 272 - 273 - 274 - 275 - 276: Epílogo - 277 - 00.