III. Videoelectrónica
El tiempo del ensueño.

1995

Darmstadt, Alemania

Die Siedler von Catan

Sus hijos son pequeños y le piden que los secunde en sus juegos de mesa. Pero al rato las partidas le resultan soporíferas y hace un esfuerzo por no ser descortés con los niños. Piensa que la industria juguetera podría intentar con algo que deje contentos a todos. Klaus Teuber hace prótesis dentales, pero por suerte le sobra tiempo. Se aboca a la tarea de crear eso que está faltando. De ese experimento y de la fascinación que tiene por los mapas y las historias de aventuras surge Colonos de Catán.

Lo que no imagina Klaus es que en poco tiempo su juego va a ser referente de lo que llamarán «juegos de estilo alemán». Siguiendo los preceptos del diseñador norteamericano Sid Sackson, esta nueva generación de juegos puede disfrutarse tras una sobremesa sin temor a una partida interminable. El tema del juego, su escenario, hace que las reglas ya de por sí fáciles de aprender se asimilen mejor. El común de las personas odia leer tediosas explicaciones antes y durante la partida, así que se elimina –en lo posible– el fárrago de palabras fuera de lo que es el manual de uso; todo es más visual y amigable. Como es desconsiderado aislar a los invitados en una reunión social dejándolos fuera de juego, su sistema de normas prevé que nadie quede de brazos cruzados mirando cómo se divierten los amigos. Si alguno lleva la delantera, no por eso tiene asegurada la victoria, porque el juego penaliza más a quienes van primero y beneficia a los rezagados, así la tensión dura hasta el último minuto. Confían poco en el azar, que queda limitado a su mínima expresión. En cambio, las mecánicas promueven la interacción e integración entre las personas involucradas. Las reglas son sencillas, sin embargo, el juego puede ser tan complejo como complejos sean los jugadores.     

 


Marvin Clock

[148:228:241]   177

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. | III. Videoelectrónica - 111 - 112 - 113 - 114 - 115 - 116 - 117 - 118 - 119 - 120 - 121 - 122 - 123 - 124 - 125 - 126 - 127 - 128 - 129 - 130 - 131 - 132 - 133 - 134 - 135 - 136 - 137 - 138 - 139 - 140 - 141 - 142 - 143 - 144 - 145 - 146 - 147 - 148 - 149 - 150 - 151 - 152 - 153 - 154 - 155 - 156 - 157 - 158 - 159 - 160 - 161 - 162 - 163 - 164 - 164.1165 - 166 - 167 - 168 - 169 - 170 - 171 - 172 - 173 - 174 - 175 - 176 - 177 - 178 - 179 - 180 - 181 - 182 - 183 - 184 - 185 - 186 - 187 - 188 - 189 - 190 - 191 - 192 - 193 - 194 - 195 - 196 - 197 - 198 - 199 - 200 - 201 - 202 - 203 - 204 - 205 - 206 - 207 - 208 - 209 - 210 - 211 - 212 - 213 - 214 - 215 - 216 - 217 - 218 - 219 - 220 - 221 - 222 - 223 - 224 - 225 - 226 - 227 - 228 - 229 - 230 - 231 - 232 - 233 - 234 - 235 - 236 - 237 - 238 - 239 - 240 - 241 - 242 - 243 - 244 - 245 - 246 - 247 - 248 - 249 - 250 - 251 - 252 - 253 - 254 - 255 - 256 - 257 - 258 - 259 - 260 - 261 - 262 - 263 - 264 - 265 - 266 - 267 - 268 - 269 - 270 - 271 - 272 - 273 - 274 - 275 - 276: Epílogo - 277 - 00.