III. Videoelectrónica
El tiempo del ensueño.

1983

Rosario

Steeplechase

El precioso Pocketeer tiene un tamaño de calculadora, pero no puede contar las horas que pasamos jugando. Es una cajita de plástico, verde por debajo, transparente por encima. Y ahí adentro, prisionera del cristal, hay como una ciudad diminuta con un circuito que recorremos en forma de bolita de acero. Amamos ese ruido del metal contra el acrílico cuando la damos golpecitos con el dedo o la palma, y el tirililín que se oye cuando nos acomodamos en la largada.

La bolita arranca en el pequeño compartimento de la esquina superior derecha. Vamos inclinando el juguete, dando golpecitos de aliento a la bola aventurera, que trepa desganada un rulito de plástico naranja claro y atraviesa veloz un puente naranja oscuro, con valla porque si no sería inevitable la caída. Después hay un triangulito, que es plataforma móvil. Subimos la bolita con cuidado, y hay que golpear con el dedo muy despacio, con paciencia de santo, para que viaje segura hasta la pista de más arriba. ¡No vaya a caerse, que perdemos y vuelta a empezar! Hecha la proeza, sigue curva cerrada, zig zag y unos hoyitos para saltar, más curva y contra curva, y ya viene el túnel grande en forma de U, curva, rampa y una rueda giratoria que por ahora deja pasar sin líos hasta la escalinata; arriba, abajo, curva traicionera, y de vuelta a la rueda, a donde se encaja la bolita. Ahora giramos con un botón que asoma de la tapa y la llevamos prisionera hasta el lago.

Aquí viene la parte más difícil, cruzar en barco. Antes de empezar el juego hubo que tener la precaución de haber movido la diminuta embarcación hacia el muelle, o estás frito. El barquito con su polizón de acero a bordo ahora va cruzando el lago, remando ceñudo con golpes suavecitos. Máxima tensión, en especial si los amigos están cronometrando para ganar una apuesta. Orilla, última curva, a no apurarse y perder por ansiosos, recodo final, meta y ¡grito de victoria!

 


Marvin Clock

[187:188:195]   146

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. | III. Videoelectrónica - 111 - 112 - 113 - 114 - 115 - 116 - 117 - 118 - 119 - 120 - 121 - 122 - 123 - 124 - 125 - 126 - 127 - 128 - 129 - 130 - 131 - 132 - 133 - 134 - 135 - 136 - 137 - 138 - 139 - 140 - 141 - 142 - 143 - 144 - 145 - 146 - 147 - 148 - 149 - 150 - 151 - 152 - 153 - 154 - 155 - 156 - 157 - 158 - 159 - 160 - 161 - 162 - 163 - 164 - 164.1165 - 166 - 167 - 168 - 169 - 170 - 171 - 172 - 173 - 174 - 175 - 176 - 177 - 178 - 179 - 180 - 181 - 182 - 183 - 184 - 185 - 186 - 187 - 188 - 189 - 190 - 191 - 192 - 193 - 194 - 195 - 196 - 197 - 198 - 199 - 200 - 201 - 202 - 203 - 204 - 205 - 206 - 207 - 208 - 209 - 210 - 211 - 212 - 213 - 214 - 215 - 216 - 217 - 218 - 219 - 220 - 221 - 222 - 223 - 224 - 225 - 226 - 227 - 228 - 229 - 230 - 231 - 232 - 233 - 234 - 235 - 236 - 237 - 238 - 239 - 240 - 241 - 242 - 243 - 244 - 245 - 246 - 247 - 248 - 249 - 250 - 251 - 252 - 253 - 254 - 255 - 256 - 257 - 258 - 259 - 260 - 261 - 262 - 263 - 264 - 265 - 266 - 267 - 268 - 269 - 270 - 271 - 272 - 273 - 274 - 275 - 276: Epílogo - 277 - 00.