III. Videoelectrónica
El tiempo del ensueño.

1980

Fresno, California

Los Blue Sky Rangers

Mattel fabrica juguetes, pero por las dudas y porque así lo sugieren sus espías, abre una división de entretenimiento electrónico en 1979. Atari 2600 ya es un éxito hace rato y hay otras consolas en el mercado tratando de explotar el chip mágico de General Instruments. La máquina se llama Intellivision, por televisión inteligente. «The closest thing to the real thing», canta el aviso en las revistas, porque es una cosa potente: chip CP1610 de 16 bits, casi un megahertz de velocidad, 159 x 96, 16 colores; tres canales de sonido y un generador de ruido. Un monstruo.

Este año lanza en todo el país a un precio de doscientos noventa y nueve dólares y con un juego de regalo, Las Vegas Poker & Blackjack. Éxito notable el Intellivision, capaz de poner en apuros a la mismísima Atari porque se ve y suena alucinante. Las ciento setenta y cinco mil consolas que se venden convencen a Mattel de que los videojuegos rinden como nada. Deja de mirarlos de costado, les pone nombre: Mattel Electronics. Asigna recursos y algunos de sus mejores inventores de juguetes, aunque los mantiene en secreto porque Atari es de tentar con mejores sueldos. La junta directiva los bautiza: The Blue Sky Rangers y así aparecen en los créditos, si es que aparecen.

Dos años demora el Intellivision en vender tres millones de consolas y juntar ciento veinticinco juegos, casi todos muy buenos. De cuatro gatos locos ya son más de un centenar haciendo juegos y accesorios. Cien millones de dólares más tarde, licencian la máquina a otras compañías, que la venden disfrazada y con nombre cambiado: RadioShark TandyVision, Sears Super Video Arcade y demás. Los Blue Sky prueban de todo un poco: inventan el IntelliVoice para que ciertos juegos tengan voz, y un teclado para convertir consola en computadora. Lanzan Intellivision II y III. Todo irá genial dos años más, hasta que estalle un cóctel fenomenal hecho de consolas enemigas como Colecovision, Atari 5200, Emerson Arcadia 1200 y Vectrex; más un chorrito de crisis industrial. Y así como empezó de bien, terminará por ser la primera en caer; eso sí, cubierta de gloria. Muchos años más tarde, los Blue Sky Rangers volverán a reunirse, como esas bandas de rock legendarias llenas de achaques y canas, para relanzar los viejos juegos en las consolas modernas y los teléfonos, que ahora también son inteligentes.

 


Marvin Clock

[151:168:170]   129, 130

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. | III. Videoelectrónica - 111 - 112 - 113 - 114 - 115 - 116 - 117 - 118 - 119 - 120 - 121 - 122 - 123 - 124 - 125 - 126 - 127 - 128 - 129 - 130 - 131 - 132 - 133 - 134 - 135 - 136 - 137 - 138 - 139 - 140 - 141 - 142 - 143 - 144 - 145 - 146 - 147 - 148 - 149 - 150 - 151 - 152 - 153 - 154 - 155 - 156 - 157 - 158 - 159 - 160 - 161 - 162 - 163 - 164 - 164.1165 - 166 - 167 - 168 - 169 - 170 - 171 - 172 - 173 - 174 - 175 - 176 - 177 - 178 - 179 - 180 - 181 - 182 - 183 - 184 - 185 - 186 - 187 - 188 - 189 - 190 - 191 - 192 - 193 - 194 - 195 - 196 - 197 - 198 - 199 - 200 - 201 - 202 - 203 - 204 - 205 - 206 - 207 - 208 - 209 - 210 - 211 - 212 - 213 - 214 - 215 - 216 - 217 - 218 - 219 - 220 - 221 - 222 - 223 - 224 - 225 - 226 - 227 - 228 - 229 - 230 - 231 - 232 - 233 - 234 - 235 - 236 - 237 - 238 - 239 - 240 - 241 - 242 - 243 - 244 - 245 - 246 - 247 - 248 - 249 - 250 - 251 - 252 - 253 - 254 - 255 - 256 - 257 - 258 - 259 - 260 - 261 - 262 - 263 - 264 - 265 - 266 - 267 - 268 - 269 - 270 - 271 - 272 - 273 - 274 - 275 - 276: Epílogo - 277 - 00.