II. Electromecánica
El tiempo del asombro.

1959

Buenos Aires

Tora! Tora! Tora!

Vuelve de la escuela rápido porque quedó con Tito, un amigo de la cuadra, en que jugaban la revancha en la Batalla naval. Raúl no sabía jugar y el otro día Tito le enseñó. La primera la ganó su amigo, la segunda él. Hay que desempatar.

Antes de que Tito toque la puerta, mamá deja sobre la mesa del comedor los tazones con chocolatada, la azucarera, porque sabe que son tremendos golosos, y un plato de galletitas Okebon.

Arrancan dos hojas cuadriculadas del cuaderno de matemáticas y allí dibujan el escenario de batalla. Como no toman el recaudo de limpiar la mesa, algún granito de azúcar debajo del papel hace que el lápiz se desvíe al dibujar la tabla de posición y la prolijidad con la que empiezan se va al demonio.

Raúl es un apasionado de la Guerra Mundial. A sus padres ya les sacó toda la información que pudo. Y en cada reunión familiar cansa a sus abuelos con preguntas. Uno de ellos, ya viejito, mezcla la guerra del ‘14 con la del ‘39. Raúl nació hace once años, en tiempos de paz. Pero su papá, como conoce su afición, cada tanto le trae del centro un fascículo coleccionable con fotos a todo color. Ya tiene unos cuantos en el estante de su pieza. Cada fascículo tiene mapas, descripciones de batallas con pelos y señales, nombres de los generales de un bando y del otro, escuadrones, uniformes, modelos de aviones y tanques. Hace un tiempo, papá le trajo uno sobre la Armada Imperial Japonesa y el comandante Yamamoto.

Está tan fanatizado que cuando Tito le enseñó el otro día de lluvia a jugar a la batalla naval, por un rato estuvo al mando de una flota atacando Pearl Harbor.

Esta vez, vuelve a dibujar su Océano Pacífico de diez por diez cuadritos. Hace dos mapas iguales, el suyo y el del oponente, numera la barra horizontal del 1 al 10 y la vertical de la A a la J. Tito no lo sabe, pero le toca ser un despreocupado Almirante Kimmel. Él, es de nuevo Isoroku Yamamoto, está a bordo del invencible acorazado Yamato y navega con proa hacia las islas Hawaii. Es 7 de diciembre de 1941 y la operación está por comenzar.

Tito le enseñó que el portaaviones son cinco cuadritos pintados, que un buque son tres cuadritos, y una lancha es uno. «Tito, ¿los acorazados los ponemos con cuatro?» «Hagamos que dos cositos sean un destructor.» «Y en vez de lanchas digamos que son submarinos.» Aunque estén rompiendo las leyes del juego, Tito le dice que sí porque sabe lo obsesivo que es su amigo con el equipamiento militar y un poco porque le divierte cambiar las reglas.

Así que cuando empiezan la partida, Raúl, que luce todas sus condecoraciones de marino, mira con sus ojos rasgados la línea recta del mar. A dos casilleros de distancia tiene al Akagi conducido por el necio de Chuichi Nagumo, más allá el Hiryu y el Soryu; abajo, el Junjun, el Kongo y el Haruna; por ahí el Shokaku, el Kaga, el Chokai, varios minisubmarinos Ha-19, y unas cuantas naves más con nombres estrafalarios que a veces se le confunden. Son tantos que el mar está casi todo coloreado. Necesita un tablero el doble de grande para meter todo lo que le gustaría.

La contienda la empieza él, un ataque sorpresa que llenará de asombro al Almirante Kimmel, que viste de fajina y habla por teléfono con los pies sobre el escritorio. Flor de cagazo al escuchar los primeros zumbidos de los Nakajima B5N.

La batalla en el comedor de la casa de Raúl en Villa del Parque no sale como en 1941. Lo primero que se va a pique es el Akagi. Y luego van cayendo uno a uno sus barquitos. ¡Tocado! Tito Kimmel hace gala de una puntería que causa dolor en Raúl Yamamoto. A la media hora de juego toda su flota está buceando con los peces. Resiste Raúl, y entre tantas ¡Agua! logra hacer algún daño. Respira el humo negro y denso del West Virginia y del California al quemarse. ¡Hundido!

La última nave en caer es la Yamato. Con honor, Raúl se sumerge con ella.

 


Marvin Clock

[37:107:169]   86, 87

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. Electromecánica - 56 - 57 - 58 - 59 - 60 - 61 - 62 - 63 - 64 - 65 - 66 - 67 - 68 - 69 - 70 - 71 - 72 - 73 - 74 - 75 - 76 - 77 - 78 - 79 - 80 - 81 - 82 - 83 - 84 - 85 - 86 - 87 - 88 - 89 - 90 - 91 - 92 - 93 - 94 - 95 - 96 - 97 - 98 - 99 - 100 - 101 - 102 - 103 - 104 - 105 - 106 - 107 - 108 - 109 - 110. | III.