II. Electromecánica
El tiempo del asombro.

1949

Billund, Dinamarca

Mis ladrillos son más lindos que los tuyos

Ole Kira Christiansen es carpintero. Hace décadas que se dedica a la construcción de casas de madera y algunos muebles. Empezar a hacer juguetes fue un paso natural. En el exhibidor del taller están a escala reducida los diferentes modelos de las construcciones y el mobiliario que ofrecían. Es cosa de todos los días ver a los chicos, la ñata contra el vidrio, admirando las casitas. Para 1946, el viejo taller es ya una empresa considerable. Ole anda de paseo por la capital para ir a una feria industrial, porque él nunca descansa.

En la feria hay una máquina modeladora de plástico y se puede ver cómo el material que ingresa sale transformado en un bloquecito. Vuelve de Copenhague con el aparato, decidido a darle uso.

Hacen todo tipo de juguetes. En 1950 tienen desarrollado LEGO, unos bloquecitos apilables con un novedoso sistema de encastre que fija una pieza con otra. Son huecos por dentro, aunque no del todo; uno puede abrocharse a la parte de arriba de otro, de donde brotan cuatro u ocho botones chatos en doble hilera. La técnica de encastre se perfecciona hasta que, en 1958, ya tienen el «brick» definitivo. El juguete gusta y en el transcurso de los años sesenta conquistan cada rincón del mundo.

En Argentina, una empresa de juguetes en 1953 comienza a fabricar unos bloquecitos con un sistema de agarre parecido, pero hechos en goma de alta densidad. Se llaman Mis ladrillos y con ellos se pueden construir un montón de cosas, aunque el material no permite colores tan vistosos como los que se logran con el plástico. Recién a mediados de los sesenta cambian el material.

En 1955, otra empresa argentina fabrica los famosos Rasti, muy parecidos a los LEGO pero con patente y tecnología de origen alemán.

En cada casa todos tienen su juego de construcción. Cuando un chico se inicia en el arte de apilar hay que tomar una decisión solemne: Rasti o Mis ladrillos. Lo bloquecitos son incompatibles, no hay manera de mezclarlos. Es la primera grieta que se abre en la infancia argentina, luego vendrán otras.

 


Marvin Clock

[58:87:136]   48, 71

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. Electromecánica - 56 - 57 - 58 - 59 - 60 - 61 - 62 - 63 - 64 - 65 - 66 - 67 - 68 - 69 - 70 - 71 - 72 - 73 - 74 - 75 - 76 - 77 - 78 - 79 - 80 - 81 - 82 - 83 - 84 - 85 - 86 - 87 - 88 - 89 - 90 - 91 - 92 - 93 - 94 - 95 - 96 - 97 - 98 - 99 - 100 - 101 - 102 - 103 - 104 - 105 - 106 - 107 - 108 - 109 - 110. | III.