II. Electromecánica
El tiempo del asombro.

1948

Nueva York

El arquitecto de las palabras

La guerra terminó con la crisis. Y más tarde terminó la guerra. Volvió la normalidad y la economía mejoró como nunca. Alfred Butts sabe lo que es correr la coneja. Durante la gran depresión su título de arquitecto le sirvió de poco y se las tuvo que arreglar como pudo. No es un mero levantador de paredes.

Durante los años duros, a diario buscaba empleo en los avisos clasificados del Daily News. Como es amante de los crucigramas, se le hace costumbre visitar la página de los pasatiempos. Para él, las letras son como ladrillos que construyen una palabra y cada palabra es una viga que estructura el lenguaje. Trabajo para él no hay, así que en el mucho tiempo libre que le queda se le ocurre construir con palabras e inventa un juego de mesa.

Al principio lo llama Lexiko, pero no le aceptan la patente y abandona el proyecto por un tiempo. Más tarde, junto a un colega amigo lo mejoran y este año lo publican como Scrabble.

Tiene un tablero en damero, losetitas cuadradas con letras de abecedario y un número pequeño al lado que indica qué puntaje tiene cada una. Las menos usadas valen más. Hay losetas en blanco que funcionan de comodín. El damero tiene un dibujo simétrico con celdas que duplican o triplican el puntaje. En este andamio de lenguaje cada palabra debe estar unida a otra por una letra.

Se ve que la gente está contenta y con los bolsillos generosos, porque el Scrabble se vende como pan caliente.

 

 


Marvin Clock

[71:84:86]   10

Pin It

NAVEGACIÓN LINEAL | I. | II. Electromecánica - 56 - 57 - 58 - 59 - 60 - 61 - 62 - 63 - 64 - 65 - 66 - 67 - 68 - 69 - 70 - 71 - 72 - 73 - 74 - 75 - 76 - 77 - 78 - 79 - 80 - 81 - 82 - 83 - 84 - 85 - 86 - 87 - 88 - 89 - 90 - 91 - 92 - 93 - 94 - 95 - 96 - 97 - 98 - 99 - 100 - 101 - 102 - 103 - 104 - 105 - 106 - 107 - 108 - 109 - 110. | III.